Inicio Industria Godzilla invade San Pablo: Nissan GT-R 2019 estará en el Salón del...

Godzilla invade San Pablo: Nissan GT-R 2019 estará en el Salón del Automóvil

1075
0
COMPARTIR
Godzilla invade San Pablo: Nissan GT-R 2019 estará en el Salón del Automóvil

Nissan confirma la presencia en el Salón del Automóvil de San Pablo del Nissan GT-R 2019, uno de los vehículos de producción en serie más rápidos del mundo. El deportivo japonés se caracteriza por sus líneas de diseño agresivas y el conjunto mecánico con avanzados recursos tecnológicos, al mismo tiempo que es el más cómodo de los GT-R fabricados hasta hoy.

El resultado es un modelo que acumula fans y récords de velocidad en todo el mundo, superando los números obtenidos por superdeportivos de diferentes marcas, reafirmando su sobrenombre mundial, “Godzilla”.

El Nissan GT-R, producido exclusivamente en Japón, estará en exhibición con su sexta generación R35, en su versión Premium.

Bajo el capó, el admirado motor biturbo V6 3.8 con 24 válvulas del GT-R desarrolla 572 cv de potencia a 6,800 rpm y 64.9 kgfm de torque alcanzados entre 3,300 y 5,800 rpm. Denominado “VR38DETT”, este propulsor fabricado en aluminio tiene cilindros revestidos con plasma (en contraposición a las camisas fundidas), que permite menos fricción, menos peso, más capacidad de refrigeración, más rendimiento y consumo más eficiente.

La producción del motor biturbo recibe una atención especial con un proceso manual en todas las etapas de su montaje, realizado por ingenieros rigurosamente capacitados. Cada motor recibe una placa de aluminio que exhibe el nombre del ingeniero responsable del montaje completo. A estos profesionales altamente especializados se les denomina “Takumis”, que significa artesanos en japonés. Solo ellos poseen el privilegio de montar los motores del Nissan GT-R, lo que hace que el proceso de fabricación sea muy exclusivo y el vehículo mucho más especial.

Los recursos técnicos para hacer de “Godzilla” un auto aún más feroz son extensos: el motor incorpora un sistema colector de admisión y escape simétrico e independiente, con turbo compresores dobles de alto desempeño; segundo sistema de gestión de aire para un mejor desempeño de las emisiones en partida a frío y sistema de temporización de la ignición controlado individualmente por cada cilindro. Además, también cuenta con un sistema de refrigeración de aceite controlado termostáticamente; bomba de recuperación de aceite para mantener el flujo de lubricación en los turbocompresores, y sistema lateral de lubricación seco y húmedo del cárter.

Innovación al servicio del desempeño

El motor está acoplado a una transmisión automática con doble embrague de 6 velocidades con modo secuencial manual y opción de control por alertas en el volante. La potencia del motor se transfiere a las cuatro ruedas por el eje transversal trasero independiente y por el sistema de tracción denominado ATTESA E-TS (Advanced Total Traction Engineering System for All-Terrain, o “sistema avanzado de ingeniería para tracción total en todo terreno”), una novedad a escala mundial.

En condiciones normales de conducción, el GT-R se comporta como un vehículo con tracción trasera, con torque repartido en 0:100 y que puede ser ajustado a 50:50 dependiendo de la velocidad, aceleración lateral, rotación de los neumáticos, superficie de rodaje y velocidad angular.

Furioso y sofisticado

Por dentro, el Nissan GT-R proporciona un nivel inigualable y jamás ofrecido en lo que se refiere al confort, sofisticación y ergonomía en sus 50 años de trayectoria. El interior cubierto de cuero y con detalles en fibra de carbono posee un sistema multimedia con pantalla de 8 pulgadas que incluye mucho más que los recursos convencionales. Es posible customizar la información que se mostrará y controlar hasta los parámetros y datos de performance del vehículo, como la temperatura del líquido refrigerante, del aceite del motor y de la transmisión, además de la presión del aceite del motor, de la transmisión y de la presión del turbo.

Un legítimo Nissan GT-R

El Nissan GT-R hace honor a su linaje uniendo tradición y modernidad, manteniendo su estilo agresivo y novedoso. Destaca por su frente, con un gran capó, que comienza con la parrilla “V-motion”, característica del estilo actual de Nissan. El perfil curvo está pensado para mejorar el flujo del aire en sus extremidades laterales y la parte trasera es reconocida por sus faros dobles redondeados.

Godzilla invade San Pablo: Nissan GT-R 2019 estará en el Salón del Automóvil

El diseño del GT-R ha sido creado para brindar el mejor desempeño aerodinámico. Más específicamente, el desempeño aerodinámico está concentrado en tres áreas principales: la generación de fuerza de carga aerodinámica (downforce), reducción del arrastre y mayor capacidad de refrigeración de los sistemas vitales del vehículo. Todo eso, sin duda, siempre honrando su origen, que remota a los años ´60.

La primera vez que surgió en la línea Nissan el nombre GT-R (Gran Turismo Racing) fue en febrero de 1969 para bautizar a la versión de alto desempeño del sedán Skyline. Los ingenieros de Nissan habían decidido usar un motor de alta resistencia en un modelo de la línea –un 2 litros de seis cilindros y 24 válvulas, que alcanzaba 160 caballos de fuerza y entregaba 18 kgfm de torque- y crearon el Skyline GT 2000. Ese propulsor era muy parecido al GR8 que equipaba el R380, vehículo de competición fabricado por Prince, empresa adquirida por Nissan en los años 1960 y que fabricaba el Skyline.

Luego, surgió el Skyline GT-R, famoso por alcanzar 200 km/h de velocidad máxima, desempeño que lo transformó en leyenda con más de 50 victorias en pruebas de automovilismo en dos años y diez meses, algo relevante para la historia de las carreras en Japón. Por esa razón, se decía que el “único rival del Skyline era el Skyline”.

Pasados 16 años, resurgió el nombre GT-R en 1989 en la octava generación del Skyline (R32). Equipado con un motor de 2.6 litros de seis cilindros y 280 caballos de potencia, contaba con tracción integral controlada electrónicamente y conversor de torque, además de suspensión multibrazo en las cuatro ruedas. Destaca que en esta etapa no perdió ninguna prueba disputada en campeonatos japoneses.

A pesar de que no lleva más el nombre Skyline, y de que es un modelo totalmente nuevo, el actual Nissan GT-R (R35) tiene una fuerte herencia de sus antecesores al mantener características como tracción integral, motor biturbo y el estilo del diseño, inclusive los faros redondos. Además del propulsor (VR38) que aún tiene seis cilindros, aunque ahora son en V.

Comentarios de facebook

DEJA UNA RESPUESTA

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.