Inicio Noticias Historia Honda Civic a puertas de su décima generación

Historia Honda Civic a puertas de su décima generación

2411
0
COMPARTIR

Se acercan tiempos de celebración. Después de celebrar el 40º aniversario del Civic en el 2012, ya con 20 millones de unidades vendidas en todo el mundo, ahora la marca y los fans se preparan para escribir el próximo capítulo en la historia del modelo más mítico de Honda: la presentación del prototipo de la décima generación en el Salón de Ginebra que tendrá lugar el próximo martes.

Coincidiendo con la ocasión, el Civic 2017 mantendrá sus raíces europeas en Swindon, la fábrica de Honda en el Reino Unido. Allí vieron la luz las cuatro últimas generaciones del modelo y allí se fabricará la décima, cuyo lanzamiento está previsto para principios del 2017. Hoy, repasamos las peculiaridades de esta familia de cuatro ruedas que ha conquistado corazones en todo el mundo desde que empezó a hacer historia en 1972.

¿Qué hace que un Civic sea un Civic?
Como buen Honda que era y es, el primer Civic nació como un coche “para la gente”, un vehículo versátil, económico y práctico para el uso diario que no olvidaba la importancia de disfrutar al volante. Con el tiempo se incorporaron otros rasgos que hoy forman parte de la personalidad de este modelo mítico, como la potencia de motor, la seguridad o el diseño deportivo. El Civic ha sabido mantener estos valores a lo largo de más de cuatro décadas de evolución del modelo hacia diseños más aerodinámicos y modernos.

Pionero de la movilidad verde
Pero la identidad del Civic va mucho más allá de la versatilidad: detrás de su popularidad como vehículo económico y útil se esconde un pionero de la eficiencia energética y el ahorro de combustible. El Civic fue el primer coche del mundo en cumplir con la estricta normativa de la Agencia de Protección Medioambiental americana (EPA), que limitaba radicalmente el consumo de combustible. Y es que el Civic original, con motor CVCC, obtuvo las clasificaciones en ahorro de combustible más altas de la organización durante cuatro años seguidos.

A partir de entonces, el Civic fue explorando alternativas energéticas más allá de la gasolina y el diesel y marcando tendencia en movilidad verde. En 1995 fue el primer coche en cumplir con la estricta ley californiana de vehículos de bajas emisiones (LEV); en 1998 apareció la versión propulsada con gas natural y en el año 2001 la EPA consideró el Civic como el modelo con el motor de combustión interna más limpio hasta el momento. Tan sólo un año más tarde, en 2002, se lanzaba el Civic Hybrid.

Estandarte del espíritu Honda
En muchos sentidos el Civic es un símbolo de la filosofía Honda. No sólo nació y evolucionó como un coche pensado “para la gente”, energéticamente eficiente y divertido de conducir, sino que a lo largo de su evolución representó principios y valores fundamentales de la Compañía. En los años 80, la tercera generación del Civic fue la primera en incorporar la versión Civic SI con motor DOHC y tecnología proveniente de la Fórmula 1, poniendo de relieve el objetivo innovador de la apuesta de Honda por los deportes de motor.

También con la tercera generación nació el concepto “máximo espacio para la persona, mínimo para la máquina”, un principio que desde entonces ha guiado los esfuerzos de los ingenieros de Honda para sacar el máximo provecho al espacio interior en toda su gama.

A medida que fue evolucionando y creciendo en tamaño, el Civic también incorporó la seguridad como un rasgo característico. Aunque la campaña general de la marca “Seguridad para todos”, que más tarde se convertiría en pilar fundamental de la marca, no se lanzó hasta el 2003, en el año 2001 el Civic Coupé ya fue el primer compacto de los Estados Unidos en conseguir cinco estrellas en el rating de seguridad de la National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA), tanto para impactos frontales como laterales.

Otros momentos clave en la evolución del Civic fueron la cuarta y la quinta generación. La cuarta generación apareció a finales de los 80 ya con motores más potentes. Y a partir de la quinta el Civic viró hacia diseños más modernos y deportivos para atraer al público joven, una apuesta que contribuyó a convertirlo en un superventas a nivel mundial. Con el cambio de siglo llegó la séptima generación y otra decisión estratégica que marcó la historia del Civic: el aumento de tamaño que permitió el paso de subcompacto a compacto y el inicio de la carrera del Civic para competir en el Segmento C.

Comentarios de facebook