Inicio Industria Nissan lanza el prototipo IMQ en el Salón del Automóvil de Ginebra...

Nissan lanza el prototipo IMQ en el Salón del Automóvil de Ginebra 2019

303
0
COMPARTIR

Nissan presentó hoy el nuevo vehículo concepto IMQ, una muestra de tecnología avanzada y diseño que marca la dirección de la próxima generación de crossovers.

Presentado en el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra, el IMQ combina a la perfección la herencia japonesa con lo último en tecnología centrada en el ser humano. Incorpora las últimas innovaciones que dan vida a Nissan Intelligent Mobility, visión de la marca enfocada en el futuro del transporte automotriz. Su estilo refleja el papel de Nissan como pionero y líder en crossovers, posee un aspecto sorprendente que expande los límites de lo que puede ser un crossover europeo.

En el corazón del IMQ se encuentra la próxima generación de e-POWER, un sistema de accionamiento de motor 100% eléctrico que ofrece una aceleración lineal instantánea. Se ha continuado desarrollado a partir de la tecnología e-POWER, que actualmente está disponible en los modelos más vendidos de Nissan Note y Serena en Japón. En el IMQ, éste ofrece una potencia total de 250 kilovatios y 700 Nm de torque.

Este alto rendimiento se canaliza a través de un nuevo sistema de tracción en las cuatro ruedas con varios motores, que proporciona un control preciso e independiente de cada una de ellas. La combinación de e-POWER y AWD es ideal para condiciones de bajo agarre, como las carreteras alpinas nevadas en las afueras de Ginebra.

El IMQ ofrece información adicional sobre la visión tecnológica de Nissan. Está equipado con una versión prototipo avanzada del sistema de asistencia de conducción ProPILOT, que ofrece una capacidad de conducción autónoma mejorada. El modelo también presenta la tecnología Invisible-to-Visible de Nissan, la cual se presentó en enero de 2019 durante la feria tecnológica CES.

El diseño exterior e interior se fusionan
Las dimensiones del IMQ lo colocan en el centro del segmento de crossovers C en Europa. Demuestra un diseño limpio y sin esfuerzo, con el exterior y el interior fusionándose como uno solo. Esto es más evidente en las líneas laterales y traseras del vehículo, diseñadas para dar la impresión de una sola superficie continua.

El IMQ marca una nueva y audaz dirección en el lenguaje de diseño de Nissan. Se basa en la insignia de la marca, integrada en la parrilla V-motion, a la que se le ha dado una ejecución más sutil. La parrilla se mezcla verticalmente en el capó y horizontalmente con la defensa delantera para crear esquinas fuertes en los bordes exteriores. El capó presenta llamativos cortes con bordes cromados a medida que el guardabarros se eleva desde los pasos de rueda y se dobla debajo de la sección central.

En la parte trasera, una línea de carácter vertical cae desde el grupo de luces para separar el aire a medida que pasa por el costado, lo que ayuda a su desempeño aerodinámico. En el extremo superior, se integran en una nueva interpretación de línea delgada, el grupo de luces “boomerang” de Nissan. La cajuela de una sola pieza se dobla debajo de los guardabarros traseros, haciendo eco del diseño del capó.

Una inspección más cercana revela un uso extensivo de crestas tridimensionales en las secciones inferiores del exterior. Estas capas detalladas, conocidas como láminas, evocan el diseño tradicional japonés y se extienden por todo el automóvil.

El exterior se completa con rines de aleación de 22 pulgadas y neumáticos a medida Bridgestone Connect. Estas llantas “inteligentes” son capaces de comunicar información al conductor a través de la interfaz gráfica de usuario. Los datos transmitidos incluyen carga de neumáticos, presión, temperatura, nivel de agarre, desgaste y mantenimiento. Esto ayuda al IMQ a calibrar automáticamente sus sistemas de control dentro del vehículo para que funcionen de manera óptima.

La mezcla de temas de diseño japonés con tecnología contemporánea, continúan en el interior. Las puertas del IMQ tienen bisagras en sus bordes exteriores y se abren para revelar un interior futurista y espacioso, con cuatro asientos individuales que se elevan a la perfección desde el piso cubierto con láminas, lo que proporciona un vínculo visual con el exterior.

El ya conocido panel de instrumentos “gliding wing” de Nissan domina la parte delantera de la cabina, con una consola central que emerge desde abajo y se extiende hacia atrás entre los asientos delanteros y la parte trasera.

Cada asiento tiene acabados en un tejido técnico 3D de dos tonos, cortado con láser en un diseño geométrico inspirado en la madera japonesa de kumiko. El patrón se repite en el panel de instrumentos, en el marco de la puerta y en la bandeja trasera, así como en el acabado metálico del respaldo del asiento. Las láminas también se han integrado al borde de la puerta y la parte superior del respaldo del asiento como soportes para el reposacabezas.

Comentarios de facebook