Inicio Industria Nissan NP300 Frontier fortaleza comprobada en las minas del Perú

Nissan NP300 Frontier fortaleza comprobada en las minas del Perú

1302
0
COMPARTIR

En 2015 llegó a Perú la 12° generación de la Nissan NP300 Frontier, respaldada por más de 80 años de experiencia en la fabricación de pick ups confiables y duraderas. Mediante una importante inversión en ingeniería y desarrollo, la Nissan NP300 Frontier superó a sus antecesoras con una propuesta más fuerte e inteligente que nunca. A un año de su lanzamiento, NP300 Frontier conquista los espacios más retadores del país: el sector minero.

Nissan, con el respaldo de Maquinarias S.A., no sólo entiende las condiciones de terreno y manejo extremo que caracteriza el trabajo en minas, sino que desarrolló una pick-up capaz de enfrentar estos retos. Antes de lanzar NP300 Frontier, 25 ingenieros Nissan probaron y comprobaron la calidad de la camioneta en diferentes lugares de América Latina, incluyendo sierras y cordilleras andinas de trabajo extremo sometiendo la camioneta a las pruebas más demandantes en condiciones extremas de clima y altitud. Pero lo esfuerzos no quedaron ahí. Una vez lanzada la camioneta en Perú, el reto fue validar los atributos de calidad, confiabilidad y durabilidad continua.

“Se han concluido con excelentes resultados 12 pruebas en operaciones mineras de Perú. Actualmente nos encontramos implementando 7 pruebas más, demostrando que la NP300 está hecha para el trabajo duro. Todas nuestras acciones se han visto reflejadas en el incremento de nuestra participación en el segmento de pick-ups que en el 2016 (Ene a Set) alcanzamos un 13.4% vs. 10.2% del 2015 (Ene a Set) y estimamos cerrar al final del año con un 15%. Son 1600 unidades ya colocadas en el mercado de las cuales el 11% representan nuestra incursión en el sector minero donde antes no teníamos presencia. Esto es muy positivo para la marca, para nuestro producto y sobretodo nuestra contribución con el crecimiento del país”, comentó Tullio Gianella, gerente comercial de Maquinarias.

Esta etapa de pruebas intensivas, incluye una fase de evaluación en una pista de prueba permanente en Lima. Allí los líderes de opinión del sector minero pueden validar la capacidad y el performance de la pick-up, además de poder probarla en sus propias instalaciones por periodos de tiempo extendidos de hasta 6 meses.

Comentarios de facebook